Información General
Cultura y Educación

Bibliotecas populares repudiaron la Ley Ómnibus

Desde el Conabip aseguraron que la ley presentada por el Poder Ejecutivo pone en jaque a las Bibliotecas Populares ya que plantea su desfinanciamiento.

Nazareno Napal
28/12/2023
Bibliotecas populares repudiaron la Ley Ómnibus

El gobierno de Javier Milei generó preocupaciones en diversos sectores culturales con el envío al Congreso de un proyecto de Ley Ómnibus. Entre tantos afectados, se encuentra la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), desde donde mostraron preocupación por el problema del financiamiento que impactará en las más de 1.500 bibliotecas populares del país, comprometiendo el fomento de la lectura y otras actividades socioculturales.

La Conabip, creada en 1870 por la Ley 419 impulsada por Domingo Faustino Sarmiento, fue fundamental en el apoyo y desarrollo de bibliotecas populares. No se limita solo al acceso a la lectura, sino que también impulsa iniciativas solidarias, cursos de capacitación y acceso a tecnología. Los bibliotecarios consultados, destacaron su modelo único a nivel mundial que prioriza la participación colectiva de la comunidad en el funcionamiento de cada biblioteca.

Según el proyecto de ley, varios artículos de la Ley 23.351, que creó un Fondo Especial para bibliotecas, serían reemplazados. La propuesta clasifica a las bibliotecas según la cantidad de obras, el movimiento diario de estas y las actividades culturales desarrolladas. Además, las bibliotecas dependerían de los subsidios otorgados por el Congreso, condicionados a la acreditación de necesidades sociales y esfuerzos en la prestación de servicios.

Si el proyecto se aprueba, la Conabip pasaría a llamarse Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares y quedaría bajo la órbita de la Secretaría de Cultura. Se reduciría la representación a un presidente, un secretario y cinco vocales designados por el Poder Ejecutivo Nacional, siendo solo el primero remunerado.

Actualmente, la Conabip se financia con un porcentaje de la recaudación de Lotería Nacional, medida lograda en 2005 por la presidenta saliente, María del Carmen Bianchi, quien criticó el proyecto de la Ley Ómnibus al afirmar que "sustrae el Fondo Especial" que distribuye subsidios a bibliotecas desde 1986.

Bianchi instó a los legisladores de diferentes bloques a oponerse al proyecto, considerando que "quiebra el Congreso". Brian Urban, presidente de la Biblioteca Sarmiento de Tandil, calificó el proyecto como una amenaza al financiamiento de las bibliotecas y destaca la eliminación del fondo especial que respalda programas de promoción de la lectura.

El proyecto elimina tarifas reducidas y beneficios fiscales para las Bibliotecas Populares, promoviendo la desaparición de la Junta Representativa. Para Urban, este modelo de representación es único en el mundo y es esencial para el diálogo democrático a nivel federal.

Jorge Marchini, presidente de la biblioteca pública Saavedra, cuestionó la clasificación propuesta en el proyecto, considerándola "extraña" y "discrecional". Destaca la tradición de la Conabip en sostener la lectura y la cultura de manera no elitista, y critica la concentración de poder en la presidencia.

Marchini resaltó la importancia de la Conabip en garantizar el acceso democrático a la cultura y los libros, y afirma que no cederán, uniendo fuerzas con todas las bibliotecas populares del país para defender un acceso transparente y democrático a la cultura.

Comentarios
Más de Información General