Mataron a un policía en un operativo para desbaratar una fiesta clandestina

Mataron a un policía en un operativo para desbaratar una fiesta clandestina

El pasado domingo, un oficial de la Policía de la provincia de Buenos Aires fue asesinado de un disparo en el tórax tras intervenir en un operativo para desactivar una fiesta clandestina en la ciudad bonaerense de Mar del Plata y por el crimen detuvieron a un sospechoso, según informaron fuentes de la fuerza y judiciales.

El hecho ocurrió en la madrugada del domingo, cerca de las 4, en una vivienda de la zona sur marplatense, y la víctima fue identificada como Diego Rosales (30), quien prestaba servicios en la comisaría 5ta. de dicha ciudad de la Costa Atlántica provincial.

Fuentes policiales informaron que los hechos comenzaron cuando Rosales y un compañero se dirigieron en un móvil a una casa ubicada en Jorge Newbery y Pesquero Narwal, luego de una denuncia de vecinos por una presunta fiesta clandestina. Llegando al lugar, los efectivos advirtieron la presencia de cerca de cien personas en la vía pública, y vieron que un taxista era agredido por un grupo de jóvenes que pateaban y arrojaban piedras al vehículo.

Los policías persiguieron a algunos de los agresores, quienes cortaron camino por un terreno e ingresaron a otra propiedad, en calle Pesquero Quovadis al 3700. A su vez, los agentes observaron que uno de los jóvenes portaba un objeto similar a un arma de fuego en la cintura e intentaron detenerlo.

La persecución terminó cuando los policías ingresaron a la casa, donde un hombre de 69 años, habría sido quien efectuó un disparo que impactó contra Rosales, que resultó gravemente herido.

Para los pesquisas, este hombre, identificado como Héctor Amilcar Morán (69), efectuó al menos un disparo en el interior de la vivienda, y el tiro impactó en una axila de Rosales, quien llevaba chaleco antibalas.

El proyectil atravesó el tórax, de acuerdo a las primeras pericias, y el oficial se desvaneció en el lugar. Tras ser baleado, Rosales fue traslado de urgencia en uno de los patrulleros presentes al Hospital Privado de Comunidad, pero falleció en el camino.

Fuentes policiales y judiciales indicaron que, tras realizar el disparo, Morán dejó inmediatamente el arma utilizada sobre un estante, levantó las manos y admitió haber sido el autor del tiro. Ante esta situación, el hombre fue esposado y aprehendido en el lugar, y luego trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán.

La investigación quedó a cargo del fiscal Alejandro Pellegrinelli, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Mar del Plata, quien inició una causa por "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" en el caso del aprehendido, y otra por violación de domicilio a los jóvenes que ingresaron a la vivienda. Además, se dio intervención a la Justicia Federal por violación a las restricciones vigentes en el marco de la pandemia por el coronavirus.

Comentarios
Más de Información General