El Gobierno bonaerense anunció el fin de los manicomios

El Gobierno bonaerense anunció el fin de los manicomios

La Provincia oficializó la puesta en marcha del Plan de Adecuación de los hospitales neuropsiquiátricos bonaerenses. Dejarán de ser lugares de encierro y comenzarán a convertirse en espacios abiertos a la comunidad. Junto con ello se cierra definitivamente el ingreso de nuevos pacientes a los pabellones de larga estadía y solo serán admitidas las internaciones breves, tal como prevé la legislación argentina. 

El anuncio lo encabezó el jueves el ministro de salud bonaerense, Daniel Gollán, en la Escuela de Gobierno Floreal Ferrara, acompañado por su viceministro, Nicolás Kreplak; la subsecretaria de Salud Mental, Consumos Problemáticos y Violencia de Género, Julieta Calmels y otros/as funcionarios/as. 

“Es el final de los manicomios en la Provincia de Buenos Aires, a partir de hoy, y por medio de una resolución, no se internan más pacientes crónicos en la Provincia”, subrayó el ministro Gollán y a la vez adelantó que “para el fin de esta gestión no van a quedar más neuropsiquiátricos tal cual los conocimos”.

Los cuatro hospitales monovalentes bonaerenses se transformarán en hospitales abiertos en donde funcionarán emprendimientos productivos, culturales, deportivos, recreativos y sociales, que se van a compartir entre la comunidad en su conjunto y con las y los usuarios del hospital, ya que forman parte de esa comunidad como un ciudadano o ciudadana más: “En donde había sobrevida, va haber vida”, resumió Gollán. 

Los monovalentes ubicados en la Provincia desarrollaron durante el año sus planes de transformación, e incluso ya realizaron avances durante los últimos meses en pos de cumplimentar con la Ley Provincial de Salud Mental 14580, adherida a la Ley 26.657, la cual establece, entre otros puntos, que las personas con padecimiento mental deben ser tratadas en hospitales comunes y no en instituciones psiquiátricas. Además, ordena que la internación debe ser breve y notificada al juez.

En tanto, Kreplak calificó al día como “histórico” y dijo que se trata de “un proceso indispensable, que se debía a nuestro pueblo, a partir del cual, además de garantizar los derechos humanos, vamos a mejorar la calidad en atención de la salud”. A la vez, recordó que es el día en que este Gobierno cumple un año: “En el Día Internacional de los Derechos Humanos, en el día de la democracia, en el día en que se trata la ley de interrupción voluntaria del embarazo, también es el día en que en la Provincia de Buenos Aires se empezó el camino para acabar con los manicomios y para poder garantizar que se cumplan los derechos humanos en todos los lugares de la salud”, señaló.

Calmels, por su parte, definió que este proceso que se inicia “es un camino en el cual esos lugares que históricamente fueron de encierro, de soledad, y apartados de la comunidad, puedan transformarse en los lugares que den vida a las comunidades”. Explicó que abrirán sus puertas para ser, no solo instituciones de salud, sino también espacios de cultura, de esparcimiento, sitios de memoria; y espacios productivos y educativos. “Así damos comienzo a un proceso para construir una Buenos Aires libre de manicomios”, finalizó.

Comentarios
Más de Información General