Se registró el primer crecimiento de trabajo registrado, desde que comenzó la pandemia

Se registró el primer crecimiento de trabajo registrado, desde que comenzó la pandemia

A partir de un informe que desarrolló el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social reveló que existe un comportamiento positivo en las variables de empleo en septiembre y octubre.

Según la información que aportó el SIPA, en septiembre el “empleo asalariado” en empresas privadas mostró crecimiento en su variación mensual, de 0,1%. 

Además, el documento señala que la tasa de incorporación de personal, aun en bajos niveles históricos, registró un leve incremento con respecto al mes anterior y las suspensiones, instrumento ampliamente utilizado en los sectores económicos más afectados, se redujeron a casi la mitad de lo registrado en los primeros meses de la pandemia.

En parealeo, expone que es el cuarto mes consecutivo que se observó un incremento del total de “trabajo registrado” (categoría integrada por el “empleo asalariado” y el “trabajo independiente”).

En septiembre, la “variación positiva del trabajo registrado implica la incorporación neta de 32.400 personas”, según precisó la cartera laboral. Esta expansión del total del trabajo registrado se explica, en primer lugar, por la recuperación del trabajo independiente, en particular, por el aumento del trabajo declarado en el régimen del monotributo.

Y, en segundo lugar, por el trabajo asalariado registrado privado. En efecto, en el mes de septiembre, el empleo monotributista creció un 1,6%.

Por otro lado, el SIPA arrojó que las expectativas empresarias respecto de la contratación de trabajadores para el próximo trimestre “arrojaron un resultado positivo por primera vez desde febrero de este año”.

Seis ramas de actividad, de un total de 14, experimentaron un crecimiento intermensual del trabajo asalariado registrado entre agosto y septiembre de 2020. Hubo aumentos en construcción, comercio, industrias manufactureras, electricidad, gas y agua, actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler y servicios sociales y de salud.

Respecto a la industria, las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler y los servicios sociales y de salud se trata del cuarto mes consecutivo con variaciones positivas.

Incluso la industria y los servicios sociales y de salud lograron recuperar los niveles de trabajo previos a la pandemia. Mientras que el sector de la construcción registra el segundo mes de crecimiento consecutivo y comercio el primer mes con variación positiva.

Por el contrario, otros sectores como hoteles y restaurantes, enseñanza y transporte y comunicaciones, continúan mostrando un proceso de pérdida de trabajo desde el inicio de la pandemia.

Un dato no menor es que el informe asegura que algunas políticas de Estado pudieron amortiguar el impacto de la crisis por la pandemia. "Al comparar la evolución del empleo registrado privado y de la actividad económica en Argentina, Brasil y Chile (se presenta en los dos gráficos que figuran a continuación)para el período comprendido entre febrero y septiembre de 2020. 

En ese sentido, detalla que, aunque Argentina sufrió la mayor retracción del nivel de actividad durante la pandemia (la mayor caída del nivel de actividad en Argentina fue del 26%, cuando en Brasil y Chile alcanzó al 15% y al 16%, respectivamente), presenta los mejores resultados en términos de contracción del empleo formal (la caída del empleo formal más profunda alcanzó al 3% en Argentina, al 14% en Brasil y al 17% en Chile)". 

Comentarios
Más de Información General