El Gobierno nacional aportó más de $720 millones para enfrentar la pandemia

El Gobierno nacional aportó más de $720 millones para enfrentar la pandemia

A través de los distintos programas desplegados para morigerar el impacto de la pandemia de coronavirus en las finanzas provinciales, las familias y las empresas, el Gobierno nacional aportó $723.461 millones.

La cifra se desprende de un análisis del Gobierno sobre las transferencias del Estado nacional a las provincias en el marco de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido desde el 20 de marzo y hasta el 2 de noviembre.

Los $723.461 millones que se destinaron a asistir a los estados provinciales, las empresas y las familias equivalen al 40,8% de la coparticipación. El número se desprende de las transferencias directas a través de Asistencias del Tesoro Nacional y el fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial (FFDP) por $108.073 millones, y de las indirectas de aquellos fondos girados a las empresas y familias, que sumaron $615.389 millones.

Entre los fondos que el Gobierno nacional distribuyó en empresas y familias de todo el territorio argentino figuran los créditos productivos a tasa 24%, los préstamos a tasa 0% para trabajadores monotributistas y autónomos, y los préstamos a empresas otorgados en el marco del Programa Asistencial al Trabajo y la Producción (ATP).

Con respecto al salario complementario, que permitió sostener al sector privado, el Gobierno destinó $204.089 millones, mientras que al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), diseñado para contener a trabajadores informales, se destinaron $258.013 millones.

Desde el 24 de marzo, cuando se decretó el IFE, se concretaron tres rondas de pago de un monto de $10 mil que alcanzaron hasta 9 millones de beneficiarios. Mientras que el 1 de abril se puso en marcha la primera versión del ATP, que este mes cerró su séptimo ciclo.

Durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio por causa de la pandemia también se destinaron fondos para reforzar la política alimentaria por $4.384 millones, y para otorgar recargas adicionales en las tarjetas alimentar para apoyar a familias con hijos menores de 6 años, por $7.718 millones.

Por su parte, los bonos a jubilados y pensionados, personas con discapacidad y perceptores de la Asignación Universal por Hijo, sumaron $43.560 millones.

Mientras el gabinete económico planea reducir el paquete de ayuda por la pandemia, se confirmó que en diciembre se duplicará el monto de la Tarjeta Alimentar, que asiste a más de 1,5 millones de familias con una inversión mensual de $7.500 millones.

De igual forma se fortalecerá durante el último mes del año las transferencias de fondos a municipios y gobernaciones para garantizar la asistencia alimentaria. En este sentido, la AUH sumará 723 mil nuevos niños y niñas y en una segunda etapa se incluirán otros 300 mil chicos y chicas que aún continúan fuera de sistema. Así mismo, las familias beneficiarias cobrarán el plus del 20% en diciembre, lo que demandará más de $20 mil millones.

A la par de estas medidas el Ministerio de Desarrollo Social puso en marcha el plan Potenciar Inclusión Joven, destinado a jóvenes de 18 a 29 años, que consiste en una beca de $8.500 a quienes presenten un proyecto productivo o social. En este sentido, el plan busca convertir los planes sociales en programas con una contraprestación laboral específica, para casi 600 mil beneficiarios.

A estas iniciativas también se suma el proyecto de ley de los Primeros 1000 Días de un bebé que el Ejecutivo envió al Congreso. 

Finalmente, para empresas que desarrollan sus actividades en sectores no críticos y sigan muy afectadas por la pandemia, el Gobierno nacional relanzó el Programa de Recuperación Productiva (Repro), por el cual podrán acceder a una suma fija mensual de $ 9.000 por trabajador.

Comentarios
Más de Economía