La empresa La Nirvana, ubicada en Lomas del Mirador, La Matanza, amaneció esta semana con un candado en la puerta. La Fábrica que produce los alfajores “Grandote” y “Recoleta” podría cerrar definitivamente y sus empleados denuncian despidos.

En octubre del año pasado, el grupo Blende adquirió la empresa La Nirva y desde ese momento frenaron su producción, según denunciaron los empleados.

En este sentido, uno de los delegados, Marcelo Cáceres, en diálogo con la página Primer Plano explicó: “Los nuevos dueños fueron cerrando líneas de producción sin ningún motivo, porque las ventas de estos productos se mantuvieron en el tiempo. Dijeron que era para reestructurar, pero lo primero que hicieron fue echar a 80 compañeros a los que ni siquiera les pagaron las indemnizaciones”.

El promedio de lo que se le adeuda a los trabajadores ronda entre los 85 mil y 100.000 pesos a cada uno. La semana pasada, según contaron los empleados, la empresa les pagó dos mil pesos a cada uno.

De esta manera el delegado comentó que les prometieron la compra de insumos, “y así volver a producir, esperemos que se cumpla”. Lo cierto es que más de 60 trabajadores pueden perder su puesto de trabajo.