Los trabajadores brindarán servicios por periodos rotativos y cobrarán el 75% de su salario hasta fin de año. En la actualidad, la industria tiene paralizados a 5.600 operarios.

La alemana Volkswagen anunció un esquema de suspensiones rotativas para 400 de sus trabajadores durante lo que resta de 2019. El número representa el 10% de la totalidad de la planta ubicada en General Pacheco y se suma a las medidas similares que tomaron otras automotrices como Metalpar, Fiat, Peugeot, Honda, Renault e Iveco.

El nuevo año no trajo buenos números para el sector automotriz en Argentina, que con la caída del consumo, la inflación, la devaluación del peso y la consecuente acumulación de stock vieron una totalidad de 5.500 suspensiones y despidos sólo en la primera semana de marzo. Ahora desde Volkswagen se sumaron otros 400 que trabajan en un esquema rotativo prescindiendo del 25% de sus salarios.

También podés ver: «El sector automotriz en crisis: 600 despidos en Metalpar y 2.000 suspensiones en Peugeot»

Según la firma, el ajuste se hizo para realizar adaptaciones y comenzar con la producción de un nuevo modelo de vehículo. En esa línea, explicaron que la decisión estaba planificada para el primer trimestre del año por lo que no afectará las líneas de producción estipuladas para 2019.

También podés ver: «Fiat paralizó su planta y las automotrices suman 5.500 suspensiones»

Las suspensiones en la planta de General Pachecho se suman a las 2.000 de Fiat/Iveco en Córdoba; 2.000 de Peugeot en El Palomar; 700 de Honda en Campana; 500 de General Motors en Rosario y a los 600 despidos de Metalpar en Tres de Febrero. Además, la planta cordobesa de Renault suspendió a 1.500 operarios pero sólo durante la primera semana de marzo.