En el marco de un malestar gremial, la gobernadora María Eugenia Vidal prolonga la negociación con los gremios estatales por el bono extraordinario para los trabajadores estatales.

Si bien no hay datos oficiales, trascendió que la administración bonaerense,  a través del ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, ofreció de modo informal a los gremios un bono de $ 3 mil a pagarse en dos cuotas.

Sin embargo, la cifra parece no haber sido la esperada por parte de los trabajadores, quienes consideran que con la escalada inflacionaria resulta “insuficiente”.

Motivo por el cual, Vidal tendrá que rever la estrategia para evitar la emergencia de un nuevo conflicto gremial, que está asegurado para el caso de ATE, pero que podría extenderse al sector dialoguista de UPCN y Fegeppba, dado que no puede arriesgarse a sufrir una complicación en el tramo final de la campaña.

Pero aún no tiene asegurado un financiamiento que le permita mejorar esa oferta ni hay certezas de que exista predisposición de Nación para mejorarla. «No creo que vaya a haber más plata» sobre la mesa, dejó entrever un alto funcionario provincial.

Recordemos que, los estatales de UPCN y Fegeppba y también ATE ya decidieron que rechazarán el bono de $ 3 mil. Las dos primeras organizaciones  expresarán su desacuerdo durante la jornada de hoy y pedirá al Ejecutivo que «anticipe los dos puntos que quedan de noviembre» y la «reapertura de paritarias».