De cara a un escenario electoral que arroja más certezas que dudas, la gobernadora María Eugenia Vidal encabezó este miércoles un acto en el comité platense de la Unión Cívica Radical. Ahí ratificó la alianza Juntos por el Cambio, habló de “trabajo” entre el partido centenario y el PRO y pidió acompañamiento después del 27 de octubre.

“Somos Juntos por el Cambio hace mucho. No hay radicalismo y PRO y Coalición Cívica. Hay un equipo que cree en una Argentina y una provincia distinta”, señaló la mandataria. Apuntó que su espacio hoy tiene “el desafío” de decirle a los bonaerenses “por qué queremos seguir gobernando juntos”.

Fiel a su estilo angelical, Vidal recordó: “Cuando entré acá a su casa me acordé. Es cuando empecé a recorrer la provincia y nadie me conocía. Fui a muchos municipios gobernados por el radicalismo. Me sentí bienvenida. Los intendentes me hicieron sentir bienvenida en sus distritos. Me abrían las puertas sin saber que haríamos política juntos. Me sentía en casa como hoy acá”.

Con un discurso más personalizado y la novedad de que la imagen de Daniel Salvador sí estará en la boleta oficialista el próximo 27 de octubre, la gobernadora personalizó su mensaje. “La mejor muestra de esta unidad es el trabajo que hicimos juntos con Daniel. Él siempre estuvo firme en la adversidad. Es fácil trabajar en equipo cuando todo anda bien. Pero en la dificultad demostramos quiénes somos. Y ahí él me mostró de qué estaba hecho. Él y todos ustedes”.

Asimismo, el vicegobernador tampoco se guardó palabras de elogio para su compañera de fórmula: “A veces algunos protestan pero nosotros somos parte del gobierno, que tiene dos características que deberían ser naturales y comunes: es honesto y eficaz. A cualquier lugar que vayamos está el SAME, hay más cloacas, más asfalto. Sin esfuerzo es imposible”. Y agregó que “nosotros, asumiendo errores y con los reclamos de la gente, esto nos tiene que tener la autoestima alta de lo que hicimos y estamos haciendo”.

Por último, para reconocer el mimo de Vidal, el Comité le obsequió  un libro que recopila la vida del ex presidente Hipólito Yrigoyen  y la Juventud Radical le obsequió un busto de Raúl Alfonsín.