La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, confirmó a su tropa que continuará haciendo política en la provincia de Buenos Aires más allá del resultado de las elecciones generales del 27 de octubre próximo.

En un encuentro, en Capitán Sarmiento, que congregó a unos 30 referentes de la segunda Sección electoral, la mandataria lanzó: “La provincia de Buenos Aires es mi lugar».

Ante la mirada atenta del candidato a intendente local, Javier Iguacel; jefes comunales y candidatos a ocupar este cargo; legisladores y candidatos nacionales y provinciales de Juntos por el Cambio, la gobernadora abrió el paraguas y dejó en claro que en caso de perder ante la fórmula del Frente de Todos, encabeza Axel Kicillof y segunda Verónica Magario, seguirá haciendo política.

Las declaraciones alimentan los rumores que aseguran que Vidal se está posicionando como la próxima líder opositora. Versiones que circulan con fuerza hace meses, sobre todo después del resultado de las PASO, donde la mandataria recibió una “paliza”.

Recordemos que dicho suceso, generó que la mandataria cambié su estrategia y haga foco en los distritos donde comanda Juntos por el Cambio o, en aquellos donde el espacio está bien posicionado.

Para eso, llamó a su tropa a “escuchar más”. Esa fue la frase que caracterizó su campaña: «Tenemos que estar más con los bonaerenses, ponernos en su lugar y, a la vez, demostrarles que podemos ser mejor”, manifestó Vidal.