En tanto, la línea de indigencia para un matrimonio con dos hijos se ubicó apenas por encima de los $12.000.

La inercia inflacionaria aumenta mes a mes el umbral de la pobreza y la indigencia, según publicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Es que, para una familia de cuatro integrantes, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) tuvo un valor de $12.086 y la Canasta Básica Total (CBT) alcanzó los $30.337 para satisfacer sus necesidades mensuales.

Los datos corresponden al mes de mayo y ratifican que la aceleración del Índice de Precios del Consumidor (IPC) es una constante. Comparado con el mismo mes de 2018, la CBA –que mide el umbral de la indigencia- para una familia tipo pasó de $7.473 a $12.087; en tanto, la CBT creció de $18.883 a $30.338.

Respecto a otras comparaciones interanuales, la inflación demuestra que es mayor para los sectores de menores ingresos: la CBA, respecto a mayo de 2018, se incrementó en un 61,7% y la CBT lo hizo en un 61,1%.

Vale recordar que el Gobierno nacional adelantó la actualización del Salario Mínimo Vital y Móvil que debía realizarse el 1º de junio. Ese monto se actualizó el 1º de marzo de $11.900 a $12.500 y, teniendo en cuenta que en una familia de cuatro integrantes trabajan los dos adultos, dos salarios básicos ($25.000) no alcanzarían a cubrir las necesidades de la CBT para las demandas de la familia completa.

El informe completo del INDEC del mes de mayo: