Víctor “Tucho” Fernández, arzobispo de La Plata y padrino del Astillero Río Santiago (ARS), encabezó la misa de San Cayetano, brindó un fuerte apoyo a los trabajadores y rogó por “la unidad del pueblo”.

San Cayetano, patrono del pan y el trabajo, se celebra el 7 de agosto, pero el referente eclesiástico de la capital provincial argumentó que atrasó la realización de la misa para que no se realicen interpretaciones erróneas de su mensaje antes de las elecciones primarias. En esa línea, el oficio de este lunes fue para brindar “un fuerte apoyo a la lucha de los trabajadores”, deslizaron desde ATE Ensenada, el gremio que nuclea a los trabajadores del ARS.

Además, Fernández y los concurrentes agradecieron a Dios y rogaron “por la unidad de nuestro pueblo, con paz, pan, trabajo digno y estable” para los momentos difíciles que atraviesa el país. “Con la esperanza viva, apoyándonos en la gran familia y siendo partícipes de hacer grande nuestra Argentina en momentos en que el pueblo habló a través de las urnas”, se realizó la misa, según dijeron desde la seccional de Ensenada.

En paralelo, el arzobispo señaló que “propiciar que haya trabajo para todos debe ser un objetivo central de la política” y remarcó: “El trabajo hace posible una vida digna, aportando a la sociedad y llevando el pan a la familia”.

Asimismo, destacó que el ARS es “un gran símbolo de la resistencia y de la lucha por los derechos sociales”, aunque “al mismo tiempo requiere de un desarrollo productivo de la región que, junto con el puerto, genere un nuevo ciclo virtuoso de producción”.