La gobernadora María Eugenia Vidal logró un acuerdo salarial con los estatales bonaerenses que contempla un 2,9% para el último trimestre y un 18% escalonado en 4 cuotas para todo el 2017.

La oferta  fue aceptada por UPCN, Soeme y Fegeppba, en tanto que desde ATE y CICOP se mostraron en disidencia, a pesar de lo cual los números le alcanzan al oficialismo para alcanzar una mayoría que le permita cerrar la negociación hasta 2018.

Las 4 cuotas para el 2017 sería del 4,5 por ciento cada una a pagarse en enero, abril, julio y octubre.

No está claro aún si lo gremios consiguieron incluir una cláusula de actualización automática y retroactiva para el caso de que la inflación medida por el Indec supere ese porcentual, por lo que se espera el anuncio oficial.

Tras conocerse la aceptación, el jefe de ATE en la provincia, Oscar De Isasi, dijo que «es una propuesta salarial que nos condena a perder cada vez más poder adquisitivo y no aceptamos que nos condenen a los estatales a salarios miserables en el 2017».