Esta semana los trabajadores de la papelera «Pachi»  Lara de Azul, anunciaron el cierre definitivo de la planta ya que no pueden afrontar los altos costos que representan los tarifazos, a pesar de que le cooperativa sigue teniendo pedidos de parte de sus clientes.

Los cooperativistas criticaron también la falta de interés del Estado Municipal de resolver los problemas de la papelera. “No hay intención de encontrar una salida al problema, no hay interés, este intendente que tenemos que es parte de este gobierno nacional, no tiene ningún interés en que se desarrollen las empresas en Azul”, disparó Elisen Pereyra, presidente de la cooperativa.

La empresa «La Azuleña» quebró en el 2011 y un año después los trabajadores se hicieron cargo de la producción y comenzaron a recuperar clientes y expandir la producción, pero desde 2016 con los aumentos de tarifas comenzaron los problemas.

“Hemos peleado hasta donde pudimos. Desde que empezamos con este gobierno fuimos cada vez para atrás. Llegó un punto que se hacía insostenible, trabajábamos para pagar servicios, nos estábamos endeudando entonces tomamos la decisión de cerrar porque no ya no se aguantaba más”, explicó Pereyra.

Ahora son unas 15 familias las que perderán sus ingresos debido al cierre de la planta, sin que las autoridades se hayan manifestado al respecto o hubieran alcanzado algún tipo de propuesta y/o solución.