La investigación contra el tesorero del Partido Fe en La Plata y  ex integrante de la conducción del sindicato SUTCAPRA (Patovicas), Juan José Tagliaferro, apuntado por el incendio del vehículo particular de una dirigente gremial, sumará este jueves otro nuevo capítulo cuando se realicen pericias en dos celulares incautados en el domicilio del acusado.

El hecho investigado ocurrió el 27 de enero de 2016 alrededor de las 2.30 hs. en la capital provicial y, según testigos presenciales, en el lugar se encontraba un Chevrolet Cruze igual al que poseería Tagliaferro.

A partir de las declaraciones testimoniales se abrió una causa judicial que recayó en la UFI Nº 9 de La Plata, que solicitó una pericia sobre el uso de teléfonos celulares en la zona, detectando una gran cantidad de llamadas entre el número registrado a nombre del referente del Partido Fe, que conduce Gerónimo “Momo” Venegas, y Leandro Frutos, un reconocido barrabrava de Chicago.

El expediente pasó a la UFI Nº 6, a cargo del fiscal Marcelo Romero que libró una orden de allanamiento en el domicilio de Tagliaferro. Allí se secuestraron teléfonos celulares correspondientes a los números que cruzaron llamadas en la noche del atentado, que el día de mañana serán sometidos a pericias.

Las actuaciones apuntan a recuperar mensajes, agendas y contenidos multimedia de los aparatos, aunque trascendió que los resultados serían contundentes y demostrarían que en la fecha del atentado, y en los momentos previos al hecho, el acusado se habría trasladado desde Avellaneda hasta las inmediaciones del domicilio donde ocurrió el ataque.

La hipótesis de la Justicia es que el atentado se inscribe en una interna del Sindicato Único de Trabajadores de Control y Permanencia (SUTCAPRA), atento que la víctima es una dirigente de ese gremio, que este año debe renovar autoridades y encuentra al supuesto agresor con aspiraciones.

En ese marco, el secretario general de SUTCAPRA, Leandro Nazarre, se presentó en la Justicia como particular damnificado y desde el Sindicato informaron que van a esperar los resultados de las pericias antes de tomar alguna resolución interna, aunque admiten que las pruebas parecen contundentes, sobre todo el registro audiovisual de algunas cámaras de seguridad de la zona que ya fueron admitidas como prueba y que comprometerían seriamente a Juanjo Tagliaferro.