La Cámara Nacional Electoral (CNE) finalizó el escrutinio definitivo y determinó los resultados finales de las elecciones del 27 de octubre, que fueron similares a los del escrutinio provisorio. En la provincia, Axel Kicillof superó a María Eugenia Vidal por el 52 por ciento de los sufragios al 38 y a nivel nacional Alberto Fernández también triunfó, pero por 48,24% a 40,28% sobre Mauricio Macri.

Este martes terminó de escrutarse la provincia de Buenos Aires, que concentra el 38% del padrón electoral nacional, y dejó en claro lo determinantes que fueron los electores del conurbano en la elección nacional. En territorio bonaerense, la fórmula Fernández-Fernández se impuso por el 52,2% de los votos sobre el binomio oficialista Macri-Pichetto, que cosechó el 35,89%.

A diferencia de las PASO, el escrutinio definitivo duró menos de dos semanas y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, explicó esta mañana en conferencia de prensa que “la coincidencia casi total respecto a los resultados del escrutinio provisorio que estaba cerrado antes de la medianoche del 27 de octubre”.

“Fue el escrutinio más rápido que se dio desde la vuelta de la democracia, porque a las 23 horas ya teníamos el 94% de las mesas escrutadas. Cuatro años antes había solo un 9% de las mesas escrutadas a las 21 horas y menos del 50% a las 23”, deslizó.

Kicillof votó en Pilar

Asimismo, señaló que “fue el escrutinio más veloz y más preciso de la historia de la democracia, y fue además el más económico en moneda comparable gastamos la mitad de lolo que se gastó en la elección del 2015, y el más transparente porque la auditoria del resto de los partidos políticos fue total”.

Además, están disponibles los números del resto de las provincias y, en la mayoría, el Fernández creció en porcentaje y el presidente saliente redujo el suyo.