Militantes y autoconvocados rodean la casa de las Madres en rechazo al procedimiento ordenado para «inventariar» el archivo de la entidad.

En ese sentido, Radio La Plata habló con el diputado nacional y nieto restituido por las Abuelas de Plaza de Mayo, Horacio Pietragalla, para conocer más detalles.  “En este momento están con los archivos, recién estuvimos viendo que hay cláusulas muy sospechosas”, indicó.

Instancia donde comentó que “mientras están haciendo la auditoria quieren clausurar la sede. Es una locura”, manifestó y agregó: «Ésto es ideológico».

Firme en sus argumentos, el legislador señaló: «Sabemos que hay un Ejecutivo en la ciudad de Buenos Aires que responde al Gobierno nacional. Está claro la persecución que hace contra los organismos de Derechos Humanos».

Mientras que el abogado de la sindicatura, mencionó que arribaron a la entidad para realizar un procedimiento que es normal para cuando “una empresa u organización presenta un quiebre”.

“Siempre hay que hacer un inventario con detalle de los bienes que tiene el lugar. Primero lo realiza un síndico y, luego los escribanos”, explicó.

En ese sentido, comentó: “Ésto es todo lo que se tenía que hacer, completar los inventarios; pero no nos dejaron entrar, hay gente que está muy nerviosa, sin saber bien qué es lo que debemos hacer y para qué”, sentenció.

Para concluir, subrayó: “La sindicatura no tenía derecho a sacar nada, la idea era ingresar y tomar nota de lo que había, nada más”.

Por su parte, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, manifestó: «Vamos a seguir ganando grandes y pequeñas batallas. Esta casa es de todos, no es de la Madres».

Y sentenció: «La hicimos, defendemos y cuidamos con el mismo criterio que nuestros hijos dieron la vida por los otros y para los otros».