Con una métrica muy fuera de tiempo y más convicciones que datos chequeables, el grupo Proyecto W denostó al gobierno anterior haciendo alusión a la metáfora de Alfredo Casero.

La canción surgió semanas después de que el humorista Alfredo Casero popularizara la frase “queremos flan” en televisión, pero en estos meses de previa electoral los adherentes al modelo de Cambiemos lo volvieron a reviralizar.

“No te dieron agua cloacas ni gas, sin embargo vos sólo querés flan. Yo no sé que pasa que no podés entender. Lo que se perdió ya no va a volver”, destaca el estribillo de la canción. La referencia es a la metáfora de Casero y a la idea de “se robaron todo” que los militantes y trolls de Cambiemos instalaron con ayuda del diario Clarín y medios afines, como radio Mitre y la señal de televisión TN.

El cantante que aparece en una precaria edición de video, describe situaciones a las que sólo el diario Clarín accedió, como las pruebas de los PBI escondidos bajo la tierra en el sur del país, pero nunca hallados, a pesar de que utilizaron retroexcavadores para buscar containers con fajos de dinero.

Por otro lado, el abrigado cantante –quizás porque en la filmación no pudieron prender las estufas producto de “lo que vale” la energía- insiste con “se cargaron a un fiscal”, en relación a Alberto Natalio Nisman, pero omite todas las pericias y puebas que indican que se trató de un suicidio.

Así, sistemáticamente con el grueso de las chicanas infundadas que intenta rimar con una métrica que ni en canciones de cuna se escuchan.

Lo más paradójico es que la supuesta corrupción está siendo investigada por la Justicia Federal de Buenos Aires hace más de siete años y todavía no pudieron dar con una fotografía, un documento fidedigno o un video que acredite las acusaciones. Para colmo, el caso D’Alessio que demuestra la injerencia exterior en esas causas judiciales que investigan a funcionarios del gobierno anterior, ponen en boga la veracidad de las supuestas pruebas y testimonios de testigos.