El desabastecimiento de los productos lácteos, el aumento en los precios de alimentos, la falta de trabajo y la obesidad son solo algunas de las problemáticas que pretende resolver Francisco ‘Paco’ Durañona, pre candidato a gobernador e intendente de San Antonio de Areco llevando adelante su proyecto local a la provincia de Buenos Aires.

La UNESCO se mostró preocupada por el incremento de niños menores de cinco años con obesidad infantil. Ante esto, el pre candidato a gobernador, Francisco Durañona volvió a resaltar el proyecto local que lleva adelante: ‘La Compañía Municipal de Alimentos’.

Se trata de un impulso que lanzaron desde la localidad de San Antonio de Areco para que los vecinos se conviertan en productores regionales. “Es parte de nuestra política de lograr soberanía alimentaria. Es una de nuestras propuestas principales de cara a la gestión en la provincia de Buenos Aires. Creemos fuertemente en la capacidad del interior para producir alimentos, para generar regiones que produzcan los comida necesaria y así cubrir la demanda de cada una de las comunidades de las regiones del interior de la provincia”, sostuvo Durañona en diálogo con CódigoBAIRES.

De esta forma, el jefe comunal promociona el modelo de soberanía alimentaria creando la ‘Compañía Municipal de Alimentos’ donde capacita a los vecinos a que puedan crear su propia producción alimenticia.

“Primero para consumo propio y luego para que pueda vender el producto en los mercados regionales y al sistema de educación y salud pública donde se compran los alimentos producidos por los productores garantizando que sean saludables”.

El precandidato a gobernador resalta los beneficios de que sean los mismos vecinos quienes produzcan el alimento: “se realiza de una forma saludable, se genera empleo y es el mismo Estado y la población quien consume eso”.

Mercado internacional

El intendente sostiene que con la realización del proyecto de fomento de economías regionales se logra la soberanía alimentaria para “que podamos producir los alimentos que necesitamos consumir y que esa producción sea en la misma región, en el mismo territorio y no quedar rehenes de los monopolios multinacionales de producción de alimentos que primero fijan precio y donde tampoco tenemos ningún control estricto sobre la salubridad de esos alimentos y además las ganancias quedan dentro del país”.

El faltante de lacteos y el escandaloso precio de los mismos es una gran preocupación para la población argentina, “es increíble que todos dependamos de la leche la Serenísima y no podamos generar cooperativas de producción lácteas y de quesos en cada una de nuestras regiones”.

Para finalizar, Durañona destacó a este medio que San Antonio de Areco es una de las tres localidades de América que participa activamente del Comité Ejecutivo de la Red Mundial de Soberanía Alimentaria. “Ese es el modelo principal de nuestra propuesta para la provincia de Buenos Aires y es el modelo que fomentamos en nuestra localidad”.