El Secretario General de ATE provincia de Buenos Aires, Oscar De Isasi, planteó que el llamado a paritarias por el gobierno provincial de María Eugenia Vidal a los trabajadores estatales surge por presión de los trabajadores y trabajadoras más que por gusto del gobierno.

«Es un triunfo de quienes ganamos la calle», aseguró de Isasi, trabajador de la salud que subrayó que en este sentido fue elemental la unidad de todos los gremios que se hicieron presentes en la instalación de la carpa blanca frente a la Casa de Gobierno provincial. Allí se hicieron presente tanto trabajadores estatales de ATE como docentes de diferentes gremios, médicos y trabajadores judiciales.

Frente a la reunión del miércoles 4 con el gobierno provincial, en la previa del paro llamado para el 5 de abril, De Isasi aclaró que «Si hay una oferta salarial sustancialmente diferente a la de los docentes sería un milagro» y que ene se caso estarían dispuesto a aceptarla aunque sus expectativas no son elevadas.

«Cualquier negociación salarial tiene que contemplar la pérdida del poder adquisitivo», finalizó el gremialista, quien además aseguró que no habrá acuerdo si la oferta presentada por la provincia se iguala a la realizada a los docentes bonaerenses.