Desde la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), indicaron que en los últimos 4 años cerraron casi 10 mil Pymes, pero se mostraron esperanzados en que el nuevo gobierno logre rápidamente revertir la tendencia en el territorio bonaerense.

«En los últimos años se cerraron casi 10 mil pymes, emprendimientos y comercios», dijo Alberto Kahale, titular dela FEBA a la vez que reclamo que «las nuevas autoridades de gobierno nos escuchen y nos hagan participar de los proyectos», aunque reconoció que la etapa que se viene «no será fácil».

«Escuchamos que se quieren desdolarizar las tarifas y que se estudiará bajar las tasas. Antes de las elecciones a Axel Kicillof le estregamos un programa con lo que necesitan las Pymes durante un año, un año y medio. El gobernador no es mago, y quien maneje la economía de la Argentina tampoco. Ahora estamos viendo de juntarnos con los equipos técnicos, en los días que vienen se empezaran a clarificar algunas cosas», adelantó el dirigente.

Kahale acompaño el llamado «a una gran mesa de diálogo, integrada por los mejores para que esta situación cambie», y advirtió que «cuando hay incertidumbre, no hay movimiento», por lo que resaltó que «hay que trabajar mucho y en conjunto para encontrar una salida a esto».

La crisis de las Pymes es uno de los efectos mas crudos de las políticas económicas del gobierno nacional, y según las asociaciones del sector el nivel de cierres llegó a casi 100 compañías por día en el último tramo de 2019.