Esta vez la crisis en infraestructura quedó reflejada en el edificio público bonaerense de calle 1 y 58, de La Plata, donde se desprendió el techo de una dependencia de la Secretaría de Niñez y Adolescencia.

Según trascendió, el suceso se produjo por la mañana y no ocasionó heridos, aunque podría haberlo hecho, dado que minutos antes se encontraban en escena dos empleados del área.

A raíz del hecho, personal del lugar reveló que “en reiteradas oportunidades” alertaron sobre el estado que presenta el edificio. “Sin embargo, seguimos sin respuestas. Nadie nos da soluciones”, lanzaron.

Se sabe que en la zona donde se produjo el derrumbe se encargan del mantenimiento y reparaciones de los distintos lugares dependientes de Niñez y Adolescencia como institutos, hogares y oficinas.

Tras darse a conocer la caída del techo, desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), señalaron que pidieron reparaciones en distintas áreas del edificio ya que “todas están en pésimas condiciones”.

Y sentenciaron: “Hay pérdidas de gas, de agua, paredes y techos tienen humedad. Ni hablar de los cables pelados que cuelguen como guirnaldas”, soltaron. Motivo por el cual, llamaron a que “alguien se haga responsable”.