El empresario de la carne fue declarado parte de una asociación ilícita que evadía impuestos y deberá cumplir la condena en prisión.

El Tribunal Oral Penal en lo económico Nº 1 condenó este miércoles a Alberto Samid a cuatro años de prisión efectiva por ser parte de una asociación ilícita junto a otras ocho personas, de las cuales cuatro resultaron absueltos. Su hermana Alicia fue condenada a tres años y medio de prisión.

La decisión tomada por los jueces José Michilini, Diego García Berro e Ignacio Fornari se basó en la evasión impositiva por 23 millones de pesos junto a otras ocho personas y los fundamentos se conocerán el 26 de abril. El fiscal Gabriel Pérez Barberá pidió una condena de seis años más 23 millones de pesos de multa y la AFIP, que querelló en la causa, siete años.

Además del matarife, su hermana Alicia, Claudio Pileo y Teresa Fornasier recibieron una pena de tres años en prisión en suspenso y María Susana Moreno fue condenada a tres años y seis meses en prisión efectiva.

El tribunal juzgó una asociación ilícita dedicada a evadir impuestos en la comercialización de carnes y la causa se inició en 1996. La acusación por evasión prescribió y no formó parte del juicio. Lo mismo pidieron las defensas sobre la asociación ilícita, pero los jueces rechazaron la prescripción.

Samid fue extraditado de Belice, razón por la que deberá pagar 282 mil pesos correspondientes al operativo, y está en prisión preventiva en Ezeiza, aunque su defensa pedirá el arresto domiciliario alegando cuestiones de salud.