El ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, protagonizó un verdadero papelón que además pone en duda las estadísticas del combate contra el narcotráfico en su gestión, al difundir como una novedad el «derribo» de un Bunker narco en José C. Paz, que como se puede ver en las imágenes es solo una casa precaria de material, a medio terminar y sin ningún tipo de protección contra ataques externos.

Este martes, 20 de marzo, el funcionario de María Eugenia Vidal, posteo en su cuenta de Twitter que «En #JoseCPaz derribamos el búnker narco número 54. El lugar tenía una plantación de droga que se vendía de manera fraccionada», junto a un video del operativo.

 

 

El término «bunker» se utiliza para referirse a una construcción que se utiliza durante la guerra para protegerse de los bombardeos y por extensión se aplica a cualquier tipo de guarida «protegida» o de difícil acceso al exterior, condiciones que nos parecen aplicarse en este caso.

 

Quizá en esa casa a medio terminar se vendía droga y su demolición sin dudas es una buena noticia, pero no se trata de un bunker y nunca se muestran imágenes de la plantación de «drogas» que se vendía fraccionada.