campo bonaerense
La Justicia en lo Contencioso Administrativo de Azul dispuso el remate de un campo ubicado en el partido de Lobería, cuyo propietario adeuda a la Provincia de Buenos Aires más de medio millón de pesos.

La decisión judicial apareció publicada en el Boletín Oficial y fue resuleta por Pablo Quarante, titular del tribunal Nº 1 de Azul, quien dispuso la subasta para el 9 de marzo.

El remate es producto de un juicio iniciado hace varios años por la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (Arba) en busca de cobrarse una deuda que el propietario del establecimiento fue acumulando con el fisco en concepto de diversos tributos.

Se trata de un terreno de 148 hectáreas ubicado en el partido de Lobería y que, de acuerdo a la tasación oficial, está valuado en 2,5 millones de pesos.

La base de la subasta fue calculada en el 80% de ese monto, gracias al cual, la Provincia cobrará la deuda de 542.154 pesos.

Al respecto, el titular de Arba, Martín Di Bella, dijo que «la Fiscalía de Estado y la Suprema Corte, firmaron un convenio que apunta a acelerar las causas judiciales iniciadas por deudas al fisco bonaerense».

«A partir de marzo, se buscará avanzar con unos 21.700 juicios que iniciaron en los últimos años en La Plata por un total de 1.900 millones de pesos», aclaró.

Esos juicios corresponden a deudas generadas a raíz del no pago de los diversos tributos como Inmobiliario, Patente o Ingresos Brutos.

Por medio del convenio entre Fiscalía de Estado y la Suprema Corte, comenzará a funcionar en el Departamento Judicial La Plata un procedimiento informatizado que apunta a agilizar el desarrollo de las causas que involucran a contribuyentes con importantes deudas impositivas.

«La idea es, en un futuro, extender el procedimiento al resto de la Provincia», se aclaró.

La puesta en marcha de este mecanismo tiene impacto sobre los juicios de apremio por deudas impositivas que entabla el fisco de la Provincia.

A su vez, prevé entre otras cosas, la posibilidad de compartir datos por vías informáticas, la utilización de procesos «on line» a la hora de presentar demandas y el alta inmediata en las receptorías de los departamentos judiciales, evitando la carga manual de datos.

Se estima que esta innovación con herramientas informáticas facilitará el seguimiento de las causas tributarias en todas las etapas y posibilitará acortar los plazos procesales de los juicios que se inicien de aquí en adelante.