arba vehiculo
En lo que va del año 2011, la provincia de Buenos Aires, a través de los controles de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), recuperó más de $315 millones y regularizó la situación fiscal de más de 240 mil contribuyentes.

Esto fue posible en el marco de los Controles Integrados Locales (CIL)que ya se realizaron en más de 100 municipios de la provincial y en los que participan todas las áreas de fiscalización y cobranzas del organismorecaudador provincial.

Según un comnunciado de ARBA, unos 240.037 contribuyentes que estaban en situación de mora pudieron regularizar su situación y se recuperaron 315,4 millones de pesos que se adeudaban. Además, esta fiscalización permitió sumar a la base de datos del fisco, datos nuevos sobre la capacidad contributiva de los contribuyentes que posibilitará aumentar la recaudación fiscal.

Según explicó el titular de ARBA, Martín Di Bella a través de los CIL «buscamos combatir la evasión y la morosidad fiscal, que son comportamientos nocivos que menoscaban los recursos públicos y perjudican a todos los vecinos de la Provincia”.

«Cada peso que se recupera a través de las fiscalizaciones de ARBA posibilita ampliar los recursos genuinos de la Provincia, que son los que permiten mejorar los servicios de educación, salud y seguridad ciudadana, profundizar la política de inclusión social, sumar infraestructura y brindar mayor financiamiento a los emprendimientos productivos, generando nuevas fuentes de trabajo en todos los sectores de la sociedad”, detalló Di Bella.

De enero del 2011 a la fecha, se han controlado las cargas de 15 mil camiones que transitan las rutas provinciales, quienes debían identificar la procedencia y el destino de la mercadería, así como también contar con la documentación respaldatoria de los propietarios de las mismas.

También se controló el cumplimiento tributario de 37 mil comercios, que alcanzó niveles superiores al 72% y se constató la emisión de facturas en las ventas y la validez de la facturación en otros 28 mil establecimientos comerciales.

Además, estos CIL, posibilitaron que 1.000 comercios que no estaban inscriptos en Arba, regularizaran su situación con el fisco, así como 50 grandes contribuyentes de la Provincia que tuvieron entrevistas específicas para acogerse a un plan de pagos vigente, o bien saldar por completo la deuda que, en conjunto, significaba unos $170 millones.

En tanto se retuvieron 40 vehículos de lujo por deudas de patente que en todos los casos abonaron lo debido en el momento.

Según informó ARBA, en la jornada de hoy comenzará un nuevo operativo de este tipo en Avellaneda y Florencio Varela, que se desarrollará hasta mañana viernes.