Esta tarde, el grueso de los jefes comunales del peronismo se dará cita en Cañuelas para dar otro paso antes de hacer pública la fórmula a la Gobernación.

Desde las 18 de este miércoles, un nutrido número de intendentes peronistas se reunirá para hacer fuerza por un jefe comunal hacia la definición de la fórmula bonaerense que buscará desbancar a la gobernadora María Eugenia Vidal.

Todavía no se descarta que Sergio Massa se integre a la unidad y se baraje como candidato al Ejecutivo bonaerense, pero en el peronismo los nombres que corren con ventaja son Verónica Magario, Francisco Durañona y Martín Insaurralde. El pedido explícito del espacio es que un intendente con experiencia de gestión integre la fórmula, aunque tampoco se descarta al diputado nacional Fernando Espinoza, ex jefe comunal de La Matanza y orgánico al grupo de intendentes.

Más allá de la rosca interna entre ese espacio, el kirchnerismo sabe que Axel Kicillof es también un nombre con peso de cara a la Gobernación y las encuestas lo demuestran con creces. No sólo eso: cada vez que el diputado nacional organizó una charla abierta o presentación con vecinos en el interior bonaerense, multitudes se congregaron para aclamarlo, razón por la que tiene una ventaja sobre los jefes comunales.

Con este tipo de previsibilidades, serán Máximo Kirchner –designado por Alberto Fernández-  y Fernando Gray los que tengan la última palabra a la hora de la conformación de la fórmula a gobernador. El resto será un toma y daca para completar el orden de candidatos a diputados y senadores provinciales.