Desde el Colegio de Martilleros bonaerense aseguran que se registran menos escrituras que en diciembre de 2018 y que la crisis es “similar” a la de 2001.

El presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la provincia de Buenos Aires, Juan Carlos Donsanto, explicó el último informe de la entidad y explicó la caída del 50% que sufre el sector inmobiliario por la caída del consumo y el poder adquisitivo.

“En el primer cuatrimestre del año se registraron 6.000 escrituras, mientras que, en diciembre de 2018, el número llegó a 14 mil”, explicó Donsanto. En esa línea, detalló que en la provincia, “somos 10 mil matriculados que trabajamos en esta actividad, por lo que no se registra ni media operación por cada uno de ellos. Es un dato bastante preocupante”.

Asimismo, señaló en diálogo con Info Región que “la crisis del sector es muy similar a la del 2001” y que ocurre “en otros lugares de la economía como el mercado automotor, el comercio y la industria”. Por esa razón, responsabilizó a “las devaluaciones, los salarios y las jubilaciones”.

Donsanto, presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos

En paralelo, se refirió a la dramática situación que atraviesan quienes tomaron un crédito UVA: “se tornó imposible pagar porque las cuotas se ajustaron a la inflación además de la tasa fija”. “Hoy en día las cuotas se triplicaron, al igual que el capital. El que sacó un millón de pesos, ahora debe tres. Desde el Gobierno insistieron en que iba a ser igual a un alquiler, y hoy (la cuota mensual) está cerca de los 80 mil pesos”, deslizó.

Por último, Donsanto destacó que, si bien hay morosidad de pago de los créditos “que fueron dirigidos a un sector de la clase media con ingresos comprobables”, se está viviendo una situación de “sueldos secos”. “Cuando la población recibe su sueldo, el banco se lo saca para pagar la cuota. Hay muchos que empiezan a tener serios problemas para seguir adelante, entonces va a terminar llevándose a cabo la ejecución”, finalizó.