Personal de Gendarmería y de Policía Científica comenzó una nueva búsqueda de Miguel Bru en una obra ubicada en la calle 10 y diagonal 77, de La Plata, con la presencia del fiscal de turno, Alvaro Garganta, y la madre del estudiante Rosa Schonfeld de Bru.

Los restos del estudiante de periodismo Miguel Bru, torturado y asesinado en una comisaría de La Plata en 1993, comenzaron a ser buscados con georadares. Se trata de la búsqueda número 37 que se lleva adelante para dar con el cuerpo del estudiante secuestrado por efectivos de la comisaría novena de La Plata el 17 de agosto de 1993, a quien torturaron hasta morir pero cuyos restos nunca fueron hallados.

Rosa Bru contó que hace más de un mes se presentó en la fiscalía un hombre a decir que por una mujer supo que «había que revisar ahí adentro porque había algo de Miguel Bru».

«Según contó, esa mujer se le acercó y le dijo si él tenía alguna forma de contactarse con la familia de Miguel Bru para decirle que en una casa de la calle 10 y diagonal 77 había algo de Miguel Bru», detalló.

Rosa Bru contó que ese hombre «intentó en ese momento acercarse al lugar pero no pudo atisbar nada raro, salvo la presencia de una camioneta vieja tipo Falcon y meses atrás pasó por el lugar y al ver la camioneta recordó lo hablado con esta mujer y se acercó a la fiscalía».

«El fiscal (Garganta) ordenó la paralización de la obra, nosotros no queremos perjudicar a nadie pero no podemos dejar pasar ningún dato, así que primero se va a trabajar con los georadares y la semana que viene se empezará a excavar en esta zona de tierra y de no encontrarse nada allí, luego se dejaría una custodia en el lugar para monitorear el trabajo de los obreros de la empresa», detalló la madre del estudiante desaparecido.

«Yo cada dato lo creo, tengo las mismas expectativas que el primero, la misma confianza», aseguró Rosa Bru, en el terreno donde efectivos de Gendarmería buscan restos de su hijo.