El juez Federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, le ofreció a su par de Comodoro Py, Claudio Bonadío, acceso al expediente de la causa poor extorsión en la que estaría implicado el fiscal Carlos Stornelli, actualmente declarado en rebeldía, para que el magistrado porteño determine si lo mantiene en funciones o lo aparta de la investigación.

Bonadío le había requerido a la Comisión Bicameral de seguimiento de los organismos de inteligencia que le facilitara la declaración de Ramos Padilla, en la que no solo habría sido mencionado el polémico fiscal, sino también el magistrado que lleva adelanta la investigación por la causa de los cuadernos.

La realidad es que a pesar del escándalo, Bonadío ratificó a Stornelli al frente de la investigación, a pesar de que el fiscal aparece en varias charlas con el falso abogado Marcelo D´alessio, en las que se evidencia la estrecha relación que mantenían y sobre todo las maniobras de extorsión que aparentemente ponian en práctica para hacer avanzar algunas causas.

La realidad es que para que se cumpla con el pedido de Bonadío de acceder a la declaración de Ramos Padilla hace falta que se reuna la comisión y una mayoría acompañe el pedido, por lo que el juez de Dolores buscó acelerar los tiempos poniendo a disposición de su par de Comodoro Py todo el expediente.

Ramos Padilla tuvo extrema precaución en todas sus descripciones públicas a la hora de mencionar a Stornelli y en cada oportunidad que pudo resaltó que no no cree que un fiscal de la nación este implicado en un delito de extorsión, pero de todas maneras aclaró que corresponde investigar sus vínculos con D´alessio.