Los farmacéuticos pusieron el grito en el cielo luego de conocer que uno los máximos empresarios del Gobierno quiere crear una nueva carrera para formar futuros profesionales con una mirada comercial de empleados.

Mario Quintana, socio de Farmacity promueve la creación de una nueva carrera farmacéutica en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), con el objetivo de la formación de “empleados” y no de nuevos farmacéuticos; es decir de profesionales habituados en trabajar para una empresa y no preparados para montar su propia farmacia, lo que en definitiva es una mirada favorable al plan de negocios de Quintana.

De esta manera, los profesionales farmacéuticos, que vienen luchando en pos de la salud de los ciudadanos y en contra de las farmashopings, una vez más rechazan estas medidas arbitrarias que ponen en riesgo la salud y el profesionalismo.

“Creemos que la educación es una herramienta transformadora en beneficio de nuestra sociedad y el proyecto de país”, aseguró María Isabel Reinoso, presidenta del COFA y titular del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires.

En este sentido, advirtió sobre “las maniobras de los aventureros empresariales que pretenden bastardear la etapa de formación universitaria para ajustarla a sus necesidades comerciales”. “Un sindicato asociado a los mismos intereses detrás de las farmashoping promueve carreras que les permitan graduar mano de obra rápida y barata para sus cadenas”.

Y es que luego de que el caso de la entrada de Farmacity en la provincia estuviese en la Corte Suprema de la Justicia donde el ex funcionario del gobierno apoyaba a la farmashopping, ahora los profesionales alerta a la sociedad sobre esta nueva carrera.

“Ahora utilizan la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo para entregarles lo único que las farmashoping no pueden comprar: títulos farmacéuticos”.

De esta manera, ambas instituciones presididas por Reinoso proponen “otras universidades públicas y privadas para quienes quieran formarse, porque no se trata solamente de una cuestión laboral, se trata de la salud de nuestra gente, se trata de la salud pública, de resguardar un modelo profesional para los hospitales, laboratorios, droguerías y farmacias de la Argentina”.