Se trata de Pablo Colangelo, quien después de participar en un concurso ganó una estadía por tres meses en un rincón casi deshabitado de Italia.

En diálogo con Radio La Plata (FM90.9) Colangelo comentó que se va a un lugar soñado, en medio de las montañas, al tiempo que reveló que se enteró que había sido preseleccionado cuando recibió una llamado vía skype.

Recordemos que el repentino interés en el pintoresco pueblito es resultado del Sabático Italiano, una colaboración entre Airbnb y Wonder Grottole, la ONG italiana que promueve la regeneración urbana en Italia.

Wonder Grottole ofreció a los candidatos una estadía de tres meses en lo que los residentes llaman «el borgo» (pequeña aldea). Los voluntarios tendrán la misión de ayudar con la revitalización del centro histórico de Grottole, que a pesar de todos sus encantos, está luchando por prosperar.

En ese sentido, Colangelo comentó que pasó varias entrevistas hasta llegar a quedar completamente seleccionado. No obstante, señaló que para obtener un lugar contó gustos, hábitos y conocimientos.

Desde su herencia italiana, hasta su experiencia en viajes. Instancia donde reconoció que le gusta “viajar a comunidades y ciudades chicas, para meterme más en la cultura real de la región que visito”.

Por otro lado, señaló que en las entrevistas habló de sus ganas de ejercer su profesión y aplicar los conocimientos técnicos “para mejorar y darle visibilidad al  pueblo de Grottole”. Recordemos que el joven es un ingeniero en sistemas de la UTN.

Consultado por cómo hace para generarse meses sabáticos en el trabajo, respondió: «Yo soy nómade digital, voy buscando proyectos y, cuando éstos terminan indago en otras aventuras», concluyó.