Los trabajadores consideraron insuficiente la propuesta y definirán medidas de fuerza frente a la inflación del 14% registrada desde diciembre de 2018.

Este miércoles se reanudó el cuarto intermedio de la paritaria y los trabajadores judiciales representados por la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) recibieron de los funcionarios del Ministerio de Trabajo bonaerense la misma oferta del 29 de abril: 7,5% de aumento sobre los salarios básicos de diciembre de 2018 y retroactivo al 1º de marzo.

La AJB no sólo rechazó la propuesta frente al 14% de inflación que hubo en el periodo diciembre-marzo, sino que pidió otro encuentro para continuar la discusión salarial y los funcionarios provinciales contestaron que “no tenían directivas para poder fijarla en ese momento”.

“El pago a cuenta fue rechazado en la mesa de negociación porque el Ejecutivo pretende con estos ofrecimientos demorar la posibilidad de llegar a un acuerdo de fondo en la paritaria salarial. Además, porque es totalmente insuficiente para recomponer la pérdida salarial producida en los primeros cuatro meses del año, en los que la inflación acumulada ya supera el 16%”, expresó Pablo Abramovich, secretario general de la AJB.

El gremio judicial reiteró la exigencia de una propuesta salarial que incluya cláusula gatillo para 2019 y la recuperación del salario perdido en 2018.

Ante la falta de avances en la negociación salarial, la AJB convocó mañana a realizar asambleas en los diecinueve departamentos judiciales, a fin de definir colectivamente las medidas de acción a seguir.