A raíz de esta situación, Radio La Plata (FM90.9) habló con Alejandra Bianco, una vecina del barrio Santa Julia, quien tiene a 3 miembros de su familia afectados por esta enfermedad.

“Comencé hace seis años con mi hijo mayor, Benjamín, con púrpura trombocitopénica. El diagnostico se le hizo uno cuatro meses después de que presentara hematomas en el cuerpo”, comentó la mujer.

Tras comentar que tuvieron que recorrer distintos centros de salud para ver qué era lo que tenía su primogénito, Bianco comentó que “el diagnóstico  corresponde a una especie de la familia de la leucemia”.

Y continuó: “Cuando su cuerpo se descontrola, no genera plaquetas en el cuerpo”. No obstante, reveló que a los dos años de ésto, su otro hijo, Ignacio comenzó con problemas en la tiroides.

“Tenía un nódulo en la glándula, y después de manifestar molestias al tragar y comer, y cambiar de profesional, nos confirmaron que tenía un tumor maligno en la tiroides”.

Asimismo, Alejandra señaló que ella pensé que esta situación sólo le había tocado a ella, pero se sorprendió al hablar con los vecinos y notar que varios vecinos de la cuadra sufrían este tipo de enfermedades.

Lo peor es que algunos habían perdido la vida a causa de estas patologías. Motivo por el cual, la mujer comenzó su propio relevamiento sobre la salud de la gente del barrio.

Tras realizar un censo en las manzanas de su barrio registró un resultado estremecedor: 53 casos de cáncer en adultos, jóvenes y niños en apenas dos manzanas, de los cuales murieron 15.

Durante el diálogo con este medio, Bianco comentó: “Hace poco más de un año, a mi marido le diagnosticaron cáncer en el páncreas e hígado, Actualmente está con quimio”.

Consultada por los motivos que pueden haber originado esta situación, la entrevistada explicó: “Médicos de La Plata, nos aconsejaron que no tomemos agua de la canilla”.

No obstante, lanzó: “El problema de la contaminación del agua y el suelo en Pergamino es un tema que todos conocen, pero nadie hace nada”.

Instancia donde detalló: “Nosotros estamos en la zona sur de la localidad, pero teníamos campo acá cerca, a pocas cuadras de donde hoy vivimos. Ahí las fumigaciones se realizaron hasta hace cinco años atrás”, reveló.

Si bien, sostuvo que “hay una orden de un juez que prohibió la fumigación en determinados barrios, en esta zona aún no pasó nada”.

En sus argumentos, Bianco indicó que “hay que ver qué es lo que origina cada caso” y adelantó que de eso “se encargará la Secretearía de Salud del municipio y un sector del Hospital”.

Para concluir, aseveró que acercó los datos que relevó, a lo largo de este tiempo, a las autoridades distritales en post de que pueden continuar con el censo para que en un futuro no muy lejano puedan revertir esta situación.