Desde la Asociación de Empleados de Comercio aseguran que la situación es crítica y que la semana próxima puede ser definitiva.

La firma de electrodomésticos Lucaioli, oriunda de Bahía Blanca y con sucursales en toda la Patagonia, tiene en riesgo la fuente laboral de 130 empleados directos y 50 indirectos que se avocan al transporte. La Asociación Empleados de Comercio de la ciudad asegura que la venta de un inmueble en Neuquén puede  salvarla por un tiempo, pero que no es la solución a todos los problemas.

El titular del sindicato, Miguel Aolita, contó que el cierre de la empresa puede ser “esta semana o la que viene”, y que atraviesa una situación crítica. “Según me dicen, están dependiendo de la venta de un inmueble en el sur, pero no creo que esa transacción sea la solución a todos los inconvenientes que arrastra”, señaló Aolita en diálogo con La Nueva.

Con 58 años de trayectoria, Lucaioli tiene sucursales en ciudades de  La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego y alrededor de 480 empleados. Atravesó la crisis de 2001 sin despidos, en 2016 y 2017 tuvo que despedir 150 trabajadores, pero la situación parece terminal en la actualidad.

 

Miguel Aolita, titular de la Asociación de Empleados de Comercio de Bahía Blanca. Foto: La Nueva.

Según Aolita, hay atrasos en los sueldos, en los aportes previsionales  y el futuro es “negro”. “Sé que los propietarios de la firma acudieron a Nación a presentar el procedimiento preventivo de crisis para conseguir un subsidio del Estado, pero le rechazaron la petición porque la empresa está en concurso (de acreedores)”, agregó.

Y finalizó: “A nosotros se nos complica como gremio poder reinsertar a esos trabajadores, porque las empresas del sector atraviesan crisis similares”.