General Mills es la empresa dueña de la reconocida fábrica de tapas de empanadas y pastas. Sin embargo, por la crisis, pusieron en venta la marca. Los más de 500 trabajadores de la plata de Burzaco se encuentran en estado de alerta.

“La planta de La Salteña es una marca y planta líder para los argentinos. Es una muestra de todo lo que somos capaces de hacer en el país y en especial en la provincia de Buenos Aires, porque cuando le va bien a la Nación, a la provincia de Buenos Aires le va mejor; cando le va mal a la Nación, a la provincia le va peor y los números están allí, mostrándolo: Argentina creció en los últimos años un 7,6 promedio y la provincia creció un 8 porciento, un 0,4 por encima”, comentaba la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando inauguraba la planta en el año 2011.

La empresa estadounidense General Mills, dueña de la reconocida marca de tapas de empanadas La Salteña, decidió vender la marca ante la crisis. De esta manera la compañía norteamericana anunció su salida del país ante los malos resultados de la recesión: caída del consumo y la fuerte devaluación del peso.

La reconocida marca de tapas de empanadas y pastas se encuentra en Burzaco y cuenta con más de de 500 trabajadores que se anunciaron en “estado de alerta” por la incertidumbre de lo que pueda llegar a suceder con la venta de la empresa que tiene una capacidad de producción de 200 millones de unidades al año, tanto para el país como para la exportación.

En la inauguración de 2011 la actual Senadora Nacional comentaba que “en el 2003 habían 80 parques industriales, hoy son 280 parques en toda la argentina. Y aquí estamos en uno de los más importantes con datos elocuentes de cómo creció esta parque industria, donde de 200 empresas, pasaron a 450. De 2700 trabajadores, a más de 8000 trabajadores en el parque de Almirante Brown. Las políticas industriales han colocado solamente en el partido de almirante Brown, 72 millones de pesos en lo que es pymes, bonos y los recientemente creados créditos del bicentenario”.