La avenida 520 de la capital provincial se convirtió en una feria de venta mayorista desde la madrugada de este martes cuando los productores y puesteros del Mercado Regional decidieron instalarse en ese lugar ante el conflicto gremial que afecta al predio de ventas por el despido de 50 trabajadores.

Largas filas de camiones, camionetas y puestos se instalaron en una de las principales arterias de La Plata, sin ningún tipo de control y generando un verdadero caos de tránsito en el horario pico de ingreso de trabajadores al centro de la ciudad.

El conflicto se desató semana atrás cuando desde la administración del Mercado anunciaron un recorte de gastos que supuestamente iba a impactar en el personal administrativo, pero que terminó con el despido de por lo menos 50 trabajadores que se ocupaban de tareas de descarga de mercadería, a los que además acusaron de cobrar sueldos de mas de 50 mil pesos.

Tras la medida el conflicto amenazó con paralizar la actividad del mercado, lo que finalmente ocurrió este martes, cuando el predio de 520 y 117 permaneció cerrado, por lo que los vendedores debieron apostarse en la calle para vender sus mercaderías.