Luego de la junta de firmas, finalmente no sacrificarán a los dos perros que atacaron a un ladrón en Los Polvorines; en tanto, en Junín otro Pitbull atacó a su dueño.

En la columna animal, Ángel Gabriel Méndez analizó los casos de los Pitbulls. “Los animales no son un arma, no están los animales para nuestra protección, sino para ser animales”, en referencia al caso de los dos perros que atacaron a un ladrón que ingresó a su hogar. Ante el hecho, el hombre terminó siendo operado y se le amputó una pierna.

Luego de más de 460 mil firmas, los animales finalmente no serán sacrificados por el hecho. “Tenemos que advertir y mirar que los animales no están para nuestra protección. Muchas veces no hay animales peligrosos, sino personas peligrosas que no están preparados para sostener y acompañar a un animal que tiene una cierta peligrosidad, y que muchas veces no es tenida en cuenta a la hora de ingresar a un hogar”, explica el proteccionista.

“No es lo mismo ingresar un perro a una casa con niños o sin ellos; hay que sociabilizar a los animales y ponerlos en contacto con las personas, hay que sociabilizarlos”.

De esta manera, Ángel Méndez sostiene que el problema deviene en la educación. “No somos una sociedad educada para saber estas cosas, simplemente no están preparadas para tener y acompañar a un animal que tiene una cierta peligrosidad y esto trae consecuencias que reaviva la polémica, algunos que se ponen en un extremo pidiendo el sacrificio de los animales y otros que intentamos educar y que las personas presten atención”.

Finalmente el docente reafirma que “los animales no son nuestro escudo. Pero como los utilizan así, sufren las consecuencias de la crisis que se hace cada vez más salvaje” y aconseja a la sociedad: “Prestá atención. No estás ingresando solo un animal al hogar, sino un ser con necesidades, posibilidades. Sino haces caso a esto, es mejor que te abstengas a que te acompañe un animal”.