El abogado del párroco había presentado cuatro testigos y desde fiscalía nunca notificaron a la querella, por lo que las cuatro audiencias se suspendieron. Además, el abogado de una de las víctimas pidió la detención del cura.

“Pedimos la detención del cura Eduardo Lorenzo por ser penalmente responsable de abuso sexual agravado, corrupción de menores agravada y amenazas coactivas por pluralidad de víctimas”, afirmó Juan Pablo Gallego, representante de una de las víctimas, y agregó que “los hechos están confirmados pero lamentablemente, pese al esfuerzo de las víctimas por exponer los detalles tenebrosos de lo que padecieron, en las últimas semanas el cura Lorenzo y su entorno se pasearon por cuanto medio de comunicación han tenido a su disposición amenazando e intimidando a las víctimas y testigos”. Por eso, considera que hay “peligro de fuga” y pide que quede preso.

El abogado realizó una conferencia de prensa luego de la presentación y explicó que “intentaron desarrollar una audiencia con una persona que está sindicada como víctima y sin notificación a esta parte”, lo que motivó que todas las audiencias para esta semana fueran suspendidas.

“Tenemos a Lorenzo con aspecto de playboy desfilando por los canales de televisión diciendo que quien declare les va a iniciar causas penales y es absurdo. La Argentina tiene suscripto la convención de los derechos del niño, y se lo comuniqué a la fiscal Ana Medina en carácter de autor de la ley de derechos del niño. Estos jóvenes hoy son mayores y no han obtenido justicia por la inacción estatal”, agregó.

Gallego detalló que en 2008 hubo una denuncia y para ese año había seis menores de edad que estaban sindicados como víctimas; en ese momento la doctora Medina recibió la denuncia e inmediatamente la archivó por falta de pruebas. No obstante, 48 horas antes convocó a los seis niños menores de edad y sin que den testimonio cerró la causa. En ese momento no se dieron las condiciones para que los menores declaren y no haberlo hecho fue una falta grave que compromete la responsabilidad del Estado argentino”.

Tras las últimas repercusiones que se dieron luego de conocerse el relato de Julián Bartoli, quien denunció haber sufrido abusos en el colegio Nuestra Señora de Lourdes del barrio La Loma, Gallego detalló que “los testigos que hoy vinieron y que supuestamente iban a desmentir a las víctimas fueron pedidas por Alfredo Gascón, pero en fiscalía no hubo ninguna resolución escrita y no se nos notificó. Entiendo que la fiscal Medina advirtió esta anomalía que le hicimos notar y prometió corregir el procedimiento”.

También podés ver: “Pedirán la detención del cura Lorenzo y declararán testigos claves”

A pesar de eso, Gallego fue contundente: “El Estado ya perdió 11 años de la vida de una cantidad de jóvenes cuyas vidas fueron destrozadas. No estamos dispuestos a que se pierdan once años más ni por errores, ni torpezas, ni nada por el estilo”. Además expresó: “nadie puede creer que estos jóvenes mienten, con este nivel de detalles pueden describir los hechos aberrantes que padecieron, en vez de traer gente amiga de la defensa, es elemental verificar la existencia del departamento, por ejemplo. Cualquier fiscal, con los dos testimonios que recibió, tiene para elevar a juicio en 15 minutos”.

Finalmente, el letrado recordó que “Lorenzo sigue a cargo de una Iglesia, era el jefe del Servicio Penitenciario, es o era asesor del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires, es o era asesor del ministerio de la Nación, tiene a cargo sociedades comerciales, hay muchas vertientes de esta persona”.