El presidente de la unión de kiosqueros de la Argentina, Adrián Palacios, manifestó que “el consumo interno no se reactivó y las políticas del Gobierno nacional y provincial no atacan esta problemática”.

En diálogo con Radio La Plata, el representante comentó que la adhesión al último paro nacional de la CGT, fue justamente para visibilizar el presente que atraviesa el sector.

En ese escenario se metió de lleno en el proyecto que presentaron ante la Legislatura nacional, donde la senadora María de los Ángeles Sacnun, dio lugar a la demanda que presentan desde el sector.

Hablamos de la carga de telefonía móvil, sube y, en consecuencia la rentabilidad, la cual para Palacios “es nula”, al tiempo que arremetió. “La legisladora se comprometió a tomar la demanda para que la Secretaría de Transporte de la Nación y de Servicios den explicaciones respecto a la problemática que sufren los kiosqueros y los usuarios”, informó Palacios.

Durante el diálogo con este medio, comentó: “Los dueños de los kioscos no queremos que los usuarios nos tilden de usureros o de realizar malas prácticas comerciales”.

Sin pelos en la lengua, el entrevistado lanzó: “La rentabilidad se la están llevando los terceros”. Y continuó: “No sabemos si el Gobierno está al tanto de ésto y lo está avalando, lo que sí entendemos es que estamos siendo fuertemente perjudicados”.

Respecto a las ventas, sostuvo que “las primeras marcas registran una baja de entre 35 a 45% “.

Instancia donde Palacios comentó que se están adaptando al consumo de los vecinos “quienes cada vez tienen menos salario porque se lo come la inflación y casi no pueden acceder a los alimentos de la canasta básica alimentaria”, señaló.

Asimismo, comentó que “os kiosqueros están vendiendo segunda y terceras marcas en pos de posibilitar el acceso a los productos. “Además brindamos promociones para que la gente pueda comprar”, sumó el entrevistado.

Para concluir, disparó: “La crisis ha dejado al consumo interno en coma” y continuó: “Esperemos que en octubre esto pueda revertirse”.