El atractivo rédito será para las Leliqs durante todo el mes de abril para que los bancos hagan más atractivos los plazos fijos.

El Banco Central redobló su apuesta en la política monetaria y garantizó a las entidades financieras una tasa nominal anual mínima del 62,5% con el argumento de “mayor volatilidad” del dólar. Con la medida, la casa madre busca que la inversión en pesos sea más atractiva para evitar que continúe la disparada de la divisa estadounidense, luego de que en marzo saltara más del 10%.

«En este contexto de mayor volatilidad, el BCRA planea continuar con este estricto control de la liquidez. Con el fin de dar mayor previsibilidad al respecto, el BCRA absorberá la liquidez necesaria para sostener una tasa mínima de 62,5% durante abril», indicó la entidad presidida por Guido Sandleris.

Después de que el Central anunciara el jueves pasado que el límite de los depósitos de clientes para licitaciones de Leliqs subió del 65% al 100%, la preocupación es que, juntas, las dos medidas causarán más recesión económica.

En ese sentido, el BCRA pretende que se achique la brecha entre la tasa que brinda un plazo fijo para clientes (hoy en un promedio de 45,31% para depósitos mayores al millón de pesos a 60 días) y la que brinda una Letra de Liquidez.