Los trabajadores de la fábrica de batería Ran Bat de Burzaco se sorprendieron al encontrase con las puertas de la planta cerradas con candados. Asegurando que todos los accesos estaban bloqueados.

Hablamos de los 35 empleados que hoy se encuentran realizando un acampe para evitar el cierre definitivo.

En ese sentido, uno de los damnificados manifestó “no puede ser que no nos hayan puesto al tanto de la situación. Tenemos familia, no podemos quedarnos en la calle”,

Instancia donde aseguraron que los dueños de la fábrica, Alejandro y Rubén Navarro, los “abandonaron”. Minutos más tarde, subrayó que “todos los accesos de la planta se encontraban sellados”.

Recordemos que la fábrica Ran Bat, hace poco rebautizada como Arcynur, se encuentra en el parque industrial de Burzaco llegó a tener 60 trabajadores y una producción de casi 700 baterías por día. 

Si bien la situación económica afectó a la empresa al punto de reducir su elaboración, sus empleados aseguran que la fábrica todavía “tenía muchos pedidos”. Motivo por el cual, no entienden por qué quieren cerrar sus puertas.