Lejos de ser Alfredo Olmedo el referente del presidente actual de Brasil, Patricia Bullrich habría acordado con el ex juez Sergio Moro una agenda tentativa para cerrar acuerdos en cuestiones de seguridad. En tanto, el diputado sostiene que el gobierno lo copia.

La ministra de Seguridad Argentina habría llamado al ahora ex juez, que metió preso a Lula da Silva, y actual ministro de Justica en pos de acordar políticas en cuestiones de seguridad y para coordinar tareas de investigación del narcotráfico en las fronteras comunes.

“Fue un diálogo donde trabajamos una agenda bilateral con experiencias comunes y temas a trabajar como la lucha contra el crimen organizado, especial atención en el narcotráfico, el control integral en las fronteras, posibles extradiciones y límites a la entrada de personas con antecedentes penales”, explicó un funcionario del Gobierno a Infobae sobre la charla entre Bullrich y Moro.

Según la propia ministra, lo que le preocupa son los “grupos narcos y terroristas como Hezbollah en la Triple Frontera. El último informe del Ministerio reveló que la presencia del grupo terrorista Hezbollah constituye una amenaza para la región y alienta a seguir el camino trazado luego de la detención de los líderes del clan Barakat, financiado por el terrorismo islámico”.

En tanto, el diputado nacional, Alfredo Olmedo sostiene que “no me sorprende en absoluto que el macrismo intente quitarme los proyectos que yo ya presenté en la Cámara de Diputados hace años y hacer de cuenta que son suyos. Esas cosas son propias de quienes ante el hundimiento del barco, comienzan a dar manotazos de ahogados”.