nba paro
El lockout en la NBA ya suma 125 días y la unión de los jugadores se debilita debido a que ya no recibieron el primer cheque abonando los sueldos y eso comienza a provocar inconvenientes y quiebres en el sindicato de jugadores.

Según ESPN, un grupo de jugadores, disgustados con las gestiones realizadas por el sindicato (NBAP), se reunieron fuera del control de la Asociación de Jugadores.

Un grupo de 50 jugadores, con muchos de los más importantes astros de la liga, asesorados en todo momento por un abogado, analizaron futuras actuaciones en el caso de que no se llegue a un acuerdo inmediato con los patrones de las franquicias.

No todos los profesionales son millonarios en la NBA y el mismo Jerry Stackhouse, hoy agente libre tras haber jugado en Miami Heat, afirmó «muchos jugadores viven día a día» y agregó «No necesito que ni Derek Fisher ni nadie negocie un contrato en mi nombre» en un claro tiro por elevación al máximo directivo de la NBAP y base de Los Angeles Lakers.

Con el cierre patronal las grandes estrellas han perdido fortunas y vale citar como ejemplos a Kobe Bryant (perdió 4.600.000 dólares), Rashard Lewis (4 millones), Tim Duncan (3,8 millones), Kevin Garnett (3,8 millones) y Gilbert Arenas (3,5 millones).

En el `lockout` de 1998 muchos jugadores ya pasaron serios apuros económicos, pero ni ese antecedente ha permitido que los jugadores NBA afronten con tranquilidad y unidad los primeros días sin cobrar sus salarios, consignó Marca.

En su edición digital el New York Times publica que un grupo de jugadores insatisfechos, entre Blake Griffin, Jason Kidd, Tyson Chandler o Al Horford, se están planteando la disolución del sindicato de jugadores si no se llega ya a un acuerdo este fin de semana.

Por ahora el arreglo no llega debido a la NBA, encabezada por el comisionado David Stern, desea distribuir el BRI (ingresos brutos de la liga por temporada) en partes iguales con los jugadores, cuando estos desean llevarse el 52,5 por ciento. Hasta la temporada pasada los jugadores tomaban el 57 por ciento del BRI y sólo aceptan reducir el ingreso al 52,5.

Esos puntos de diferencia, cada uno equivale a 40 millones de dólares, son el principal foco de un conflicto que amenaza con dejar sin NBA a la temporada 2011/2012.