Leonardo Nardini, jefe comunal del partido de Malvinas Argentinas, ganó las elecciones primarias con casi el 60% de los votos y expresó la confianza que tanto él como su equipo tienen de cara a octubre. Además, deslizó su preocupación por la devaluación del peso que impactará de lleno en los bolsillos de la clase media.

En diálogo con Diagonales Radio, Nardini expresó su felicidad por la victoria con el 59,5% de los votos y destacó: “sabemos que la gente no dio un voto de confianza y es una gran responsabilidad. Ese 20% más que en 2015 lo tenemos que responder con más trabajo, con más obra, con más gestión”.

La referencia a la elección de 2015 fue porque se alzó el triunfo con un escueto margen de 44% a 42,5% ante Jesús Cariglino, que en ese momento compitió con el sello del Frente Renovador y ahora lo hizo con el de Juntos por el Cambio. Ese caudal electoral del ex jefe comunal entre 1995 y 2015 se redujo a 24,3% en los comicios del domingo pasado.

“Había un modelo que se había agotado en ese momento y había que mejorar un montón. Pudimos hacer muchísimas cosas gracias a Dios, hicimos una gestión ordenada y administramos bien los recursos”, señaló Nardini por los 20 años de gestión cariglinista, pero aclaró: “El adversario verdadero es la política de ajuste del gobierno de Cambiemos”.

En paralelo, el jefe comunal señaló que notó “enojado” a Mauricio Macri y que “perdió la visión de la realidad. En eso influyen sus asesores”. Y por último, expresó su preocupación por la devaluación del peso que se produjo ayer y hoy: “va a generar inflación en la canasta básica y la vida cotidiana. Se nos va a complicar a todos. La gente eligió de acuerdo a lo que vive después de los resultados de este gobierno”.

“Los vecinos están preocupados por el impacto en las tarifas, por un golpe al bolsillo. La gente se pone mal por estas cosas. El Presidente tendría que hacer un esfuerzo mayor teniendo en cuenta todo lo que prometió y no cumplió”, concluyó Nardini.