Con esta placa los trabajadores vinculan la muerte de Fernández con los despidos

 

La muerte de un trabajador ferroviario en medio de la batalla sindical por el cierre de la empresa Ferrobaires generó un profundo malestar entre los empleados de la empresa que dejará de existir formalmente el 15 de marzo, quienes responsabilizaron a la gobernadora María Eugenia Vidal por el fallecimiento de Eduardo «trapito» Fernández.

A través de las redes sociales, los allegados a este supervisor de la estación Retiro de 62 años de edad y mas de 30 de antigüedad en los ferrocarriles, denunciaron que Fernández «no pudo superar la angustia que le generó recibir el telegrama de despido» y toda la situación que se generó por el cierre de la empresa.

Recordemos que el decreto de Vidal que dispone el cierre de Ferrobaires y su traspaso a la órbita nacional, ni siquiera hacer mención a la planta de personal de la empresa, por lo que los trabajadores atraviesan jornadas de incertidumbre total, mientras que los telegramas de despido van llegando día tras día.

Se trata de 1500 empleados, algunos con mas de 30 años de experiencia, ya que habían comenzado a trabajar en Ferrocarriles Argentinos antes de la creación de la Unidad Ejecutora del Proyecto Ferroviario Provincial, conocida como Ferrobaires.

Desde el gobierno nacional tampoco hubo respuestas para la continuidad de las fuentes de trabajo, por lo que existe casi la plena certeza de que todos aquellos que formaban parte de los planteles de la empresa pasarán a engrosar el número de desocupados.