obras construccion
El Ejecutivo municipal prevé multas de hasta $1.500.000 para las constructoras que demuelan total o parcialmente inmuebles declarados de «interés arquitectónico», se informó.

Por medio de una actualización del Código Contravencional que rige en la capital bonaerense, el Ejecutivo prevé sancionar a quienes avances con construcciones ilegales o «atenten contra el patrimonio histórico de la ciudad».

Según el proyecto elevado al Concejo Deliberante, el nuevo Código contempla penas para las construcciones ilegales y un endurecimiento de las multas contra las constructoras que derrumben bienes históricos.

La norma establece multas económicas de entre $450 mil hasta $1.500.000, e inhabilitaciones de hasta 90 días, en virtud de «proteger y cuidar las edificaciones platenses».

La norma, en rigor, eleva los topes superiores de las multas contempladas en los artículos 89, 91 y 92 del actual Código Contravencional de 4 mil a 15 mil módulos, el valor de referencia que se toma para establecer el monto de las sanciones y cuyo valor unitario se calcula hoy en 32 pesos.

En los casos de que las infracciones involucren a inmuebles declarados de interés arquitectónico, ese tope se elevará al triple y llegar a 45 mil módulos, se explicó.

El nuevo Código prevé que el Estado Municipal pueda actualizar procedimientos administrativos a partir de la unificación de normas nacionales y provinciales.

El nuevo Código contiene reordenamientos del articulado para adecuarse a la ley nacional de tránsito y seguridad vial y a la ley provincial de tránsito, por lo que prevé sanciones de hasta 100 Unidades Funcionales (hasta $600) por estacionamiento irregular en plazas, parques, ramblas, paseos o similares de acceso público.

A su vez, en lo que hace a la carga y descarga de mercadería, se multará con $600 a quienes la realicen entre las 9 y las 20 horas.

En tanto que se establecerá un monto similar para quienes circulen con camiones en la zona restringida del centro; o que obstruyen las veredas para ofrecer vehículos a la venta, repararlos; así como también a los comercios que estacionen sus motos de «delivery» en la acera.