Mientras allanan la sede de Camioneros, Hugo Moyano insinuó que no le teme a Patricia Bullrich ni a Mauricio Macri.

Tras el movilizador paro que se llevó a cabo el pasado 30 de abril, este lunes la Gendarmería Nacional allanó con más de 150 efectivos el Sindicato de Camioneros en la sede de San José 1781, en la Capital Federal. La orden fue dictada por el fiscal Sebastián Scalera en el marco de la causa que investiga por presunta asociación ilícita entre Hugo y Pablo Moyano y la barrabrava del Club Independiente.

La iniciativa salió desde el Juzgado de Garantías Nº 9 de Lomas de Zamora, que habilitó en total nueve allanamientos a sedes de Camioneros: siete en la Capital Federal y dos en territorio bonaerense.

Mientras una comitiva de agremiados al Sindicato de Camioneros espera que los efectivos de Gendarmería finalicen con el allanamiento, Hugo Moyano se refirió a su situación judicial y desafió a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y al presidente Mauricio Macri: Que me metan en cana y que no jodan a la gente que viene a atenderse a la salud. Si tienen motivos, que me metan en cana. Yo no voy a disparar ni ir a ningún lado”.

“Hace 25 años vivo en Barracas. Si Patricia Bullrich o Macri me queiren meter en cana, que lo hagan. Ya. Me entrego. Y después que se la banquen… no se animan”, disparó el ex secretario general de la Confederación Gremial del Trabajo.

En la misma línea se pronunció su hijo Pablo, que en la señal televisiva C5N dijo que “si voy en cana yo, si va en cana Hugo, acá hay miles de camioneros que van a salir de defender a los trabajadores”. «No sabemos en búsqueda de qué, esto es producto del parazo general y de los miles de argentinos que fueron a comer, demostramos el hambre que hay, y la ministra Patricia Bullrich responde con este allanamiento circense, porque interrumpieron la atención médica de mujeres embarazadas. Es una payasada», agregó el secretario adjunto de Camioneros.