Los profesionales realizaron un abrazo al Hospital San Martín en rechazo al peor presupuesto de la historia para la salud y ante los cortes de luz, falta de insumos y caída del techo del nosocomio.

ATE, CICOP y médicos del Hospital San Martín realizaron un abrazo a la institución luego de los cortes de luz, las fallas en los sistemas de emergencias, las caídas de techos y mampostería, aires acondicionados que no funcionan, los problemas con los ascensores y las inundaciones de salas y distintos servicios del hospital.

“Las dramáticas e inaceptables consecuencias de estas decisiones gubernamentales se ven a diario en nuestro hospital y en el resto de los hospitales de la provincia”, afirmaron y ratificaron la crisis que viven en el Hospital.

Además sostienen que estos hechos están vinculados al “ajuste presupuestario y a la falta de jerarquización de la salud pública como política de estad”. “El gobierno provincial nos ha condenado a funcionar este año con el presupuesto para la salud más bajo de la historia”.

En este sentido, ambos gremios ratificaron la decisión de la provincia de Buenos Aires en “avanzar con la tercerización de distintas áreas del hospital. La experiencia nos ha demostrado que las empresas no responden adecuadamente por los servicios contratados, generando condiciones de riesgo para pacientes y trabajadores; sin dejar de mencionar que dichas contrataciones generan un gasto mayor para el estado”.

Cabe recordar que aún el gobierno de María Eugenia Vidal les debe a los profesionales una reunión paritaria concordada para finales del año pasado ya que los médicos cerraron el 2018 con un salario a la baja.

En sintonía con este reclamo, remarcaron la falta de personal y las condiciones laborales deficientes que “generan que muchos servicios sufran graves problemas”. De esta manera justifican las guardias colapsadas, enormes listas de espera para tratamientos quirúrgicos por falta de prótesis e insumos; la falta de limpieza de algunas áreas del hospital.