Los 122 despidos en el Hospital Posadas, el mas grande de todo el país, movilizaron a los profesionales de la CICOP que denunciaron la militarización de ese centro asistencial y aseguraron que la medida de las autoridades es una respuesta por la presión sindical ante los conflictos.

«La definición de la Dirección hospitalaria, con el aval de las autoridades de Salud y Modernización, tienen un claro sentido de revancha ante la persistencia de un conflicto en el turno noche de enfermería que lleva varios meses y que ha tenido a CICOP como un sostén fundamental», indicaron desde la Asociacion de Profesionales Médicos.

En un comunicado agregaron que «el ataque a nuestro gremio es una muestra más de lo que viene ocurriendo en los últimos meses, presentando a los sindicatos como organizaciones contrarias a los intereses que representan y sin distinguir entre unos y otros, asimilando situaciones en pos de avanzar sobre conquistas históricas de la clase trabajadora».

Lo cierto es que una multitudinaria asamblea en las puertas del hospital el día viernes 19 manifestó su rechazo a las medidas adoptadas y exigió a viva voz la reincorporación de los trabajadores despedidos y decidió un paro de 24 horas para el martes 23, concentrando en el hospital en horas de la mañana, decisión que contó con el apoyo de otras organizaciones presentes.

En paralelo los médicos también reclaman  la convocatoria al diálogo para comenzar a discutir las paritarias para este año, en una situación análoga a la que viven los docentes con quienes María Eugenia Vidal también se había comprometido a adelantar la convocatoria a las mesas técnicas para evitar las dilaciones del 2017.

Además continúa el estado de alerta en varios hospitales por el cierre de los servicios por falta de personal, lo que lleva a que  algunas guardias sean cubiertas por especialistas de otras especialidades, con los riesgos que eso implica para los pacientes.